Si hay una deuda, y hay demanda, ésto puede suceder.

FALLECIÓ PERO NO DEJÓ TESTAMENTO ¿QUE HACER?
18 junio, 2016
¿dejaste de pagar tu casa? juicio hipotecario, asi se pierde una casa
18 junio, 2016
Mostrar todo

Si hay una deuda, y hay demanda, ésto puede suceder.

El juicio Ejecutivo Mercantil, se inicia a partir del incumplimiento de un título de crédito. En materia mercantil que en este sentido es importante diferenciarla de la civil porque también existen ejecutivos civiles aun cuando ambos juicios sean distintos el procedimiento ejecutivo se intenta cuando la demanda se funda en documento que traiga aparejada ejecución, de los cuales mencionan principalmente los siguientes:

I. La sentencia ejecutoriada o pasada en autoridad de cosa juzgada y la arbitral que sea inapelable.
II. Los instrumentos públicos.
III. La confesión judicial del deudor.
IV. Los títulos de crédito.
V. Las pólizas de seguros conforme a la ley de la materia.
VI. La decisión de los peritos designados en los seguros para fijar el importe del siniestro, observandole lo prescrito en la ley de la materia.
VII. Las facturas, cuentas corrientes y cualesquiera otros contratos de comercio firmados y reconocidos judicialmente por el deudor.
VIII.Los demás documentos que por disposición de la ley tienen el caracter de ejecutivos o que por sus características traen aparejada ejecución.

Como se puede examinar, no solo los títulos de crédito dan nacimiento a un juicio ejecutivo mercantil, pero hay que hacer hincapié que por mucho son los más constantes.
Cuando se inicia un proceso por la vía ejecutiva mercantil, por no haberse pagado un titulo de crédito, la acción a intentar es la cambiaria, ya sea directa o ya sea en vía de regreso, y entonces, al acreedor cambiario iniciara el juicio.

Si una persona física o moral acepta deber a otra y que el plazo de pago esta vencido, como la prueba se inicia y agota en el título mismo, sera suficiente con su presentación, para que el juez ordene, mientras se resuelve la procedencia de la acción o la excepación, que el adeudo se garantice; diligencia que en el derecho procesal se denomina embargo. Este juicio es el que, por excelencia, obliga al demandado a litigar una vez que se garantice su adeudo. Primero se embarga y, posteriormente, se inicia el juicio; evidentemente, se presume que la culpa la tiene, el demandado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *